HISTORIA

Su historia comienza en el año 1955 con un experimento biológico llevado a cabo por el coronel Karel Hartl, cruzando al Pastor Alemán con el Lobo de los Cárpatos, para intentar conseguir perros con los "puntos fuertes" de cada uno de ellos: la mayor resistencia y fuerza del lobo y la capacidad de aprendizaje y manejo del pastor alemán, el resultado de la combinación fueron cachorros que podían ser criados y manejados por el ser humano.

En 1958, nació la primera camada procedente de este cruce entre el Pastor Aleman Cezar z Brezoveho haje y la loba Brita. En 1965 con la finalización de los experimentos se inició el proyecto de cría y selección para la continuación de la raza, consiguiendo en 1982 que se reconociera como raza nacional por iniciativa de los clubes de raza, reconociéndose oficialmente por la FCI en el año 1999.